Nuestro Blog

Conoce muchos lugares, contados y descritos por quienes estuvieron presentes

"Amabilidad y Cariño por los demás"

Si hablamos de un lugar lleno de tradición y sabor, nos referimos a “La Casa del Alfajor” esta empresa se fundó en 1937, cuando un joven Felipe García y su esposa, la señora Teófila, se juntaron y fundaron el distrito de Namora, a pesar de los 20 años de diferencia, él 40 y ella 20, Felipe no pudo evitar enamorarse aquella la gringuita de ojitos verdes; los dos eran hijos de panaderos, sabían el placer de este arte e hicieron la dupla perfecta, formando así  su emprendimiento en una humilde casita cerca a la Plaza de Armas de Namora, iniciaron elaborando panes de trigo y panes de yema, diariamente vendían a las afueras de la plaza los Domingos o salían a vender en su angarilla acompañados de su burrito con dos canastas al lado, rumbo a distintos lugares, como La Encañada, Baños del Inca y Cajamarca.

De esta unión nacieron sus hijos, destacando la fundadora, quien a los 13 años quiso innovar, elaborando así sus primeros alfajores, después de muchos intentos y fallos, logró conseguir ese sabor característico y delicioso. Lo que le caracterizaba a la Sra. era su amabilidad y buen corazón, regalando muchos de sus alfajores  a vecinos y amigos, cada mañana sacaba su mesita a la puerta, a un lado los alfajores y al otro un recipiente lleno de miel, se pasaba horas armando los alfajores y a cada niño, vecino y amigo que pasaba, le obsequiaba uno, ese amabilidad y cariño por los demás y su creación, logró que su puesto se haga muy popular en el distrito de Namora, además de eso, llegó a ser teniente a alcalde y alcaldesa de su distrito, a la par que trabajaba para su pueblo, abastecía de pan a cada uno de ellos. 

El tiempo transcurrió y en el 2008 se fundó formalmente La Casa del Alfajor, la empresa fue creciendo y la familia también, se casó y tuvo 3 hijos, incursionando todos en el negocio y gestión del local familiar, cada día se levantaban temprano para iniciar la elaboración de sus productos en especial los alfajores, que se habían convertido en su producto estrella.
Con el pasar del tiempo la fundadora falleció y su hija menor, la Sra. Norma quien era docente de profesión, no dudo en hacerse cargo de la empresa que con tanto esfuerzo su madre y abuelos habían sacado adelante

Para la elaboración de sus productos, son muy cuidadosos al momento de conseguir los insumos, por lo general prefieren comprar ellos el trigo a granel, se lo selecciona y posteriormente se lo prepara para llevarla al molino y con esa harina seleccionada se elaboran los postres y panes variados, 

El historiador y escritor cajamarquino Gregorio Izquierdo es parte de la casa del Alfajor, él está elaborando distintas maquetas de diferentes lugares turísticos de la región y próximamente se estarán exhibiendo sus obras en un museo en La Casa del Alfajor, donde estarán proyectos como Ventanillas de Otuzco, La Laguna San Nicolás, la Cascada de la Novia etc.

0 Comentarios