Nuestro Blog

Conoce muchos lugares, contados y descritos por quienes estuvieron presentes

Sayamud, Tejiendo la vida

El centro poblado de Sayamud, a 25 minutos de San Miguel de Pallaques, es uno de esos lugares donde llegas y no te quieres ir: una hermosa vista, colores vibrantes, aire puro, gente amable que vive sin prisa y en armonía con la naturaleza. Imagino cómo sería vivir ahí y ser parte de la comunidad. No tardó mucho en volver a la realidad al darme cuenta que existe un primer límite: no sé tejer.
La provincia de San Miguel es conocida desde tiempos prehispánicos como centro productor de piezas textiles; tan preciado fue su valor que era utilizado como pago de tributos. Con el paso del tiempo, San Miguel no ha perdido esta distinción. Hace algunos años el Ministerio de Cultura reconoció los saberes ancestrales de las mujeres san miguelinas y le otorgó al tejido de Qallwa el grado de Patrimonio Cultural de la Nación.
 
¿Qué es la Qallwa?
Deysi Cerna, miembro de la Asociación del Sagrado Corazón de Jesús, me explica que es un instrumento de madera de 70 a 80 centímetros que sirve para ajustar el tejido en el telar de cintura
Después de ver la facilidad con la que las mujeres tejen mientras me van contando sobre el proceso, me pregunto si aún estaré a tiempo para aprender y desarrollar mis habilidades textiles. La hija de Deysi Cerna ya hila con facilidad y lo hace tan natural, sin mirar siquiera cómo sus dedos torcieron la lana de carnero mientras ésta se va envolviendo. Su madre me comenta que todo el proceso es transmitido de madres a hijas de generación en generación. Claramente, la pequeña a su corta edad me lleva varios años de ventaja de desarrollo de destrezas; sin embargo, no pierdo la esperanza de ser una tejedora.
Hace un par de años mientras era parte de un taller de recuperación de la técnica de anudado Paracas me di cuenta que el tejido une. Para Yuki Seo, arqueóloga especialista en textiles, dedicada a la investigación somos arañas tejedoras. Quizás esta facultad sea la que hizo que dos naciones tan lejanas geográfica y culturalmente se entrelazan a través del tejido. Como describe Makoto Shinkai en la película “Your name”, musubi son los hilos que se entrelazan, la manera en que los hilos convergen y toman forma: sus giros, sus enredos. A veces los hilos se rompen y luego se vuelven a unir como las relaciones en la vida.
 
El tejido empodera.
Lewis Taylor cuenta que fueron las mujeres san miguelinas que con su pericia en el arte textil consiguieron importantes ingresos para su familia evitando tener que insertarse en las haciendas, minas y obrajes. Hoy estas mismas habilidades han hecho que tres asociaciones de mujeres artesanas: Asociación de artesanas Sagrado Corazón de Jesús, Asociación de artesanía sayamudinas de corazón y la Asociación civil 7 de junio Sayamud, participen en ferias nacionales exhibiendo sus productos y generando mayores ingresos para sus familias.
Aydé Malca Villoslada nos recibe en su casa; pullos multicolores adornan la mesa, mantas con diseños de flores en lana de colores cubren las bancas de su comedor y un caldo verde acompañado con mote, quesillo, rocoto y harina de trigo nos espera para recuperar fuerzas. Tanta generosidad hace que mi corazón se apriete; este rico caldo calienta mi espíritu y mi alma…el cariño se siente.
Con mucho agradecimiento, respeto, admiración y tristeza me despido de Sayamud, esperando algún día regresar para convertirme en una arañita más para seguir tejiendo sueños y entrelazando mi vida con la de otras mujeres llenas de alegría como los colores de sus creaciones y de los hermosos pullos que llevan en sus espaldas, sosteniendo vida.
 
*Este destino próximamente lo encontrarás entre los tours que ofrece TM Travel, turismo hecho a medida.

0 Comentarios